miércoles, 8 de marzo de 2017

Lentejas de cascabel cabal



Dice el rumor que los hombres se caracterizan por solamente poder hacer una cosa a la vez. Sin duda, nada más lejos de la realidad. Para demostración venga al caso mi experiencia del otro día. Me encontraba en el centro de investigación en Alemania, y mientras analizaba una encuesta norteamericana (PEW) para evaluar los niveles de apoyo a la tortura y su relación con los nuevos partidos totalitarios, tenía la antena puesta a la conversación de dos colegas alemanes que, en la mesa junto a la mía, debatían sobre AfD. Evidentemente en alemán. Siendo familiar el tema y su vocabulario, superaba gran parte de las inhospitalidades del idioma y de la atención dividida, captando retazos que permitían seguir los argumentos, mientras evaluaba las razones para el tremendo apoyo que recibe la tortura en Francia en 2015, ya desde antes de los atentados. Bueno, cabe precisar que el apoyo es a la tortura de los demás. De los malos, como le gusta ver el mundo al presidente Rajoy y a Trump, que cada vez que declara revienta la pelota. En ese momento, por el auricular que me conecta a las noticias, comenzaron a comentar el juicio a Rato y Blesa. Cuestión interesante, dado que pertenece a la colección de los misterios de Fátima. Esos que a la virgen de ídem no le dio tiempo a contar, pero que para los creyentes en los secretos de este mundo son el ABC para comprender los ministerios de fatídica Banyez (Ay mi anyorada ny. No, Nueva York no. Quiero decir enye. Bueno, volvemos otro día a ello). En el tema.
Pues resulta que los jueces deciden no tomar medidas con Rato y Blesa por su comportamiento cabal durante el juicio. Bien al no dejarles alegar estar fuera de sus cabales. Pero antes habían perdido el juicio haciendo cábalas con los números ajenos. Ahora son tan cabales Rato y Blesa, que al parecer los son tanto como los votantes de AfD. No es que se trate de más dureza y “acabales”. Ya bastante tenemos con la cara de Aguirre y muchos varios de su partido. Y puestos a preguntar, la clave es la palabra “sospechosos”. Estamos locos y qué, en un mundo desquiciado parecemos cabales (R&B). Dale canya que es de goma, o refugiado o sospechoso. El 59% antes de Trump, o el 43% antes de la sala de fiestas en Francia: venga un poco de tortura preventiva.

 

Hay quien piensa que Trump es anómalo. No. La anomalía es la norma. Por eso el totalitarismo se impone como algo evidente. Mientras estudias AfD, en Catalunya pasan de instituciones democráticas y ole y tiran de nacionalismolojustificatodo. Música de pasodoble y cante “Banderita tu eres estelada, banderita tu eres cuatribarrada…. Solo quiero que me entierren con la bandera estelada”. Nacionalismo de largo para tapar vergüenzas muy cortas. Lástima de Borges, lo bien que vendría ahora una Historia Universal de la Caspa. Con entradas para Gran Bretanya y otros fenómenos. Que ya es tortura esto. Y no menos, la modalidad Rajoy-PP. Estos ya no tienen ni el delirio nacional: se pasan la democracia y el control parlamentario por el rosco. Es un fenómeno interesante, un totalitarismo en minoría basado en cantarle al congreso “paso de ti, paso de mí, un partido desaire. Nada de nadie… (Música de Cecilia). Eso es lo que el Brexit practica en GB. May busca un yomimeconmigo, sobrada de una h para ser mito erótico. Múltiples formas de totalitarismo, y no solo racista o xenófobo. Y qué decir de las bases ideológicas de AfD y la estrategia de Putin, en el contexto de Hungría, Austria y Polonia. Al final, será que R&B asociados sí que están en sus cabales. Para qué retirarle el pasaporte a Urdangarin y que no pueda salir del país, cuando ya vive fuera de él. Menuda bobada pensaría cualquier persona cabal. Total, que vas caminando por un parque del barrio de Tetuán en Madrid y te pica una cascabel. Lógico si estas de juez en Baleares, incomprensible en un parque de Madrid, donde el riesgo máximo es la procesionaria, que no es menor peligro que en Sevilla o en otras autonomías que no les van la jerga andaluza procesionaria. Y por ello sorprende lo bien que le va al PSOE en intención de voto aun no estando. Pedro S. tomó la decisión correcta y si aceptamos a Saussure, Susana le aportó por contrates de un significado nuevo en el que no casa Patxi. En este acabose, Hernando que fue cocinero a la par de fraile, reconoce que en el gobierno se está por un plato de lentejas. Ya desde el caso Naseiro-Zaplana pensábamos que en política se está para enriquecerse. Es decir, en gastronómico, por la pasta. Mejor aún si es pasta gansa. Varios ejemplos ahílos en todos los partidos, a nada que se puede. Pero esta versión tan discreta. Unas humildes lentejas. Y claro que las tomas, o de lo contrario el gobierno dejas. Pero ya han hecho de acuerdo tripas y de tripas sin razón, y vuelven a los hábitos de antes. Dice la definición que cabal es la persona que se comporta con honradez y rectitud. No veo el retrato de R&B ni los comedores de lentejas a tiempo parcial. Ya creíamos que en el PP levantarían pirámides, con la dieta de lentejas. Pero prefieren el chorizo, y las lentejas al puchero, de los que comienzan a hacer en Ciudadanos con tanta rabieta.
En fin, quod erat demonstrandum, se puede perfectamente atender a una conversación, escuchar las noticias y analizar una encuesta. Hoy me siento cabal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada