lunes, 22 de mayo de 2017

Felipe no se fía de ti, Pedro

No lo parece, pero es más palíndromo que otra cosa. El problema de convertir la realidad en relatos es que te la deja hecha un poema. Y ahora un tiempo nuevo. El debate fue de nombres (pero también de modelos). En los nombres apareció la división, pero en los modelos, ya lo anticipo que hay unión. La razón es de cajón: son socialistas. Y lo de una persona un voto, y que la militancia decida es de ADN. Las elites conscientes que ven el futuro es versión comunista, más de Podemos. Iglesias se llenó la boca con devolver el poder al pueblo, pero ya es una parodia. El chiste de la concentración en Sol, a base de autobuses, ya lo explica todo. En la siguiente usaran coches de punto.
En algún momento comentaba que la ventaja de Podemos es que era nuevo y lavaba más blanco. Pues ya que lo siento, pero ahora está en el mercado de los sueños el nuevo-nuevo PSOE con discurso granulado- activo, que penetra más profundamente en los electorados progresistas y limpia las manchas, dejando las siglas como de fábrica. Los niños es que pusieron al partido pringado de barro jugando a socialistas. Le auguro un futuro brillante a Pedro Sánchez y al nuevo PSOE. Y, si los tiempos son propicios y los pasos medidos hacia adelante, muy posiblemente tengamos ganador en las próximas elecciones generales. A costa de Podemos, pero es que lo que sube baja y lo que es prestado tarde o temprano se devuelve. A nada que PedroSanchezOE (oeoeoeoe…) ande despierto, lo tiene hecho.


viernes, 19 de mayo de 2017

Me alegra que me haga esa pregunta




Hoy, por validación, he escuchado el club de la comedia en la cadena Ser. Emitían un monologo de Susana Díaz, muy gracioso. Sin duda era un homenaje a los cómicos que en la transición imitaban el hablar de los políticos. No obstante, siempre se aprende y son varios los indicios significativos. El primero, que le iban a hacer un “Cebrián” a Susana Díaz. Por si no lo sabe, se denomina “hacerse un Cebrián” en periodismo a la entrevista diseñada según el modelo del Suzuki “Pajero”, que sin duda inspiro la frase célebre de Torrente: “Nos hacemos unas pajas uno al otro. Pero sin mariconadas”. Es decir, nada personal, es por trabajo. El nombre surge de una entrevista que P. Bueno le hizo a su jefe supremo en la Cadena Ser, al día siguiente de la aparición de su nombre (el de su jefe) en los “Papeles de Panamá” (trama de evasión en paraísos fiscales). Fue un trabajo oral impresionante por ambas partes, dándose gusto pero sin tocarse los “discursos”. Ahora estaba la oportunidad de comprobar si aquello era una cuestión de comer y predicar todos los días, o estructural, también llamado política editorial. Pues me equivoque. Resultó ser espacio publicitario. Susana Díaz colocó el pack completo de emoción, irrealidad e historia de perfil. Impresionante. El problema real es el mismo. Con su diagnóstico el paciente (PSOE) se muere. En mitad de una infección de caballo equivale a ponerse a rezar. No será con evocaciones al ser supremo, por más que Bono esté dispuesto a bendecir la mesa de operaciones, como sacara al PSOE de la postración en la que se encuentra. Hay dos opciones, o su interpretación de lo que ha pasado en la última década es camuflaje electoral (para ganar) o es lo que de verdad cree (sobre lo que hay que actuar). La respuesta aclara si solo se engaña a si misma o a los demás. Es una duda forense, es decir, curiosidad.
Una segunda cuestión importante es la entrada de comentarios. La inmensa mayoría eran contrarios y críticos con la dinámica de la entrevista y el discurso de Susana Díaz. Sin embargo, respaldada como está por el aparato del partido y sus funcionarios, cómo es que nadie cubrió ese flanco, llenando de comentarios elogiosos la página. Un despiste quizás. Pero no es comprensible ese abandono. Quizás los militantes que van a votar no leen o los que importan ya tienen la cartilla leída. Vete a saber.  

martes, 9 de mayo de 2017

Un futuro que se trifurca



En ocasiones, entre los comentaristas y analistas “medio”-pensionistas se produce una sospechosa confusión entre el culo y las témporas. Aunque hay debate filológico (pues sostienen la opinión que témporas va más de tiempos litúrgicos y ayunos), todo se resume en confundir sienes con lo que todo el mundo tiene. Porque como hay culos existen opiniones, pero en las sienes no siempre pensamiento tienes. Vayamos al caso que nos ocupa. Ahora la moda triunfante es reducir la realidad a la interpretación de ella. Así, todo esto consiste en “cuentos” enfrentados. En el caso de Pedro Sánchez, se resume la historia en un relato afortunado. Habla de una ruptura interna entre cuadros “amancebados” con el poder económico desde los tiempos de María González del Olvido y unas bases que han sufrido en silencio socialista un partido de banderín, ya que no de bandera. Susana Díaz mantiene el relato “tócala otra vez Sam”: el PSOE es mucho PSOE, volveré a traer la victoria. Y López que como costurero pinturero busca ser el tercero en discordia con el mito de poner ahora paz y después gloria.   
Si todo son “relatos”, el futuro del PSOE es sombrío. No hay después. No hay mañana. Un partido partido y repartido. Obviamente, esto no es cierto. El meta-relato mediático transforma la realidad para encajarla en lo figurado. Y allí desarrolla la lógica propia de lo narrativo. Los políticos son figuras y figurantes, las declaraciones textos sin contexto.
Pensemos que la realidad existe. Y que el “relato” de Pedro Sánchez es la mejor lectura de la situación ideológicamente clínica del PSOE. Que, como primero sospecharon y después de 2011 confirmaron los votantes socialistas, las élites políticas del PSOE estaban ante el poder desnudos. Que su institucionalización era tan patológica, que tras varios gobiernos socialistas, los muertos de cuneta y los secuestrados en el Valle de los Caídos, (encarcelados sus huesos y vigilados en preferente por su principal matador), allí continuaban. Que los concordatos firmados con el gobierno extranjero del Vaticano, así como con los poderes financieros, seguían vigentes y placenteros. Ya te digo que muchos políticos socialistas se ganaron el paraíso cuando pasaron al otro mundo (en el cielo y en la tierra) solo con pasarse a gestores del otro lado. En resumen, que cuando los gobiernos socialistas pasaron, los dinosaurios continuaban pastando (ganar mucha-mucha pasta).
Y si es verdad que esa es la realidad?. Que el PSOE y sus militantes fueron secuestrados por “fake socialistas”, como Boyer, J. Bono, N. Serra, F. Vázquez y sigue tú la cuenta que pierdo la respiración. En versión de Díaz, todos eran socialistas en la medida que es socialista quien tiene carnet, y no puede haber socialistas sin carnet, ni carnet sin socialista. No se la razón, pero la idea de carnet siempre la tiene en la boca o el argumento. Una pregunta. Dónde están los colegas sacros de González? Busque Mitterrand, Kohl, o la cúpula italiana de la logia P2. Gigantes políticos. O no. Todos ellos con sus asuntos donde interviene la palabra judicial. Ahí están las ubres que amamantaron a nuestro experto en vacunos. En esa situación, el baño de realidad judicial que está empapando a las elites de los partidos tradicionales, también está “hidratando” la voluntad de los militantes socialistas.
Y así, Pedro Sánchez es el futuro del PSOE. Es la piedra filosofal que transmuta en oro el plomo que había en las alas de los que eran solo pagacuotas y tramoya electoral, convirtiéndolos en agentes de cambio. La ilusión y la imagen de autenticidad no se compran ni se vende (como el cariño verdadero). Pedro Sánchez la tiene. Se la han dado los demás cuando recortaron en silueta el “no es no”, con las tijeras de la abstención. Y veamos, esto dónde lleva al PSOE?. Con mucha probabilidad, a ganar las próximas elecciones generales. Hay una razón de peso. Votar a Sánchez, además de fuera PP, es un voto de castigo a los fraudes anteriores. Si votar a Sánchez en las elecciones generales es decirle “que os den” a todos los que antes se dijeron socialistas como preámbulo al consejo de administración, el banco o la organización internacional, Consejo de Estado y consultivos varios (en general todos los cobijos que no se ven por el común, pero que bien los vieron los que se vendieron), yo que los tenia desahuciados en el olvido, igual voy y se lo digo. Como yo muchos. Es un voto con doble satisfacción: contra la corrupción de la derecha y de la izquierda.
Susana Díaz, como todos los tiburones políticos de piscifactoría (léase García Page y demás), puede haber sobreestimado su tamaño en las turbulentas aguas nacionales. Por eso los cuadros se han quedado a ídem. Y truenan y amenazan que si no se apuntala a la ganadora del partido ganador, aunque actualmente en derribo electoral, esto es el acabose. Pero da la intuición que no. Si el partido tiene resiliencia, es en las bases, no en las galas mediáticas de sus portavoces. De ganar la opción de Pedro Sánchez, al final simplemente nos encontraremos con una sirena varada, que se reúne con las ballenas políticas varadas que ella abrazó pensando que la conducirían a alta mar. Ese es el error de Díaz. El partido no es González, Zapatero, Rubalcaba y demás. Esos no solo son pasado, sino que ni siquiera es tan glorioso como pretende simular. La realidad es que Díaz haría de nuevo lo mismo que hicieron los que la llevan en andas. El miedo en el cuerpo lo tiene aquellos que saben que tras Díaz van ellos. El error de estos? Confundir la realidad del poder con la realidad.
López también le dio una lectura equivocada a la realidad. Cuando dos candidatos están enfrentados, en muchas ocasiones es el tercero el que se lleva el hueso. Simplemente por ser bisagra y la lógica de “ni para ti ni para mí”. Epatar por empate. Pero no era verdad. Esto no son cuadros enfrentados, como ha sido lo habitual. Esto es un modelo de partido contra otro, y solamente puede quedar uno. No cabe apaño o componendas. Es ser o no ser, ya que serás, pero otra cosa. En ese escenario, López sobra en toda la medida que el juego no sigue las reglas que él conocía.
El principio esperanza me hace pensar que Sánchez se impondrá en la modernización y democratización del PSOE. Es la vía rápida para quitar el plomo de los pies del electorado socialista. Díaz solo recurre a fantasmas, miedos y terrores nocturnos propios de la derecha. López clama en el desierto. Es la opción tirita para una operación a corazón abierto. No solo estorba, es una opción inútil.  

miércoles, 8 de marzo de 2017

Lentejas de cascabel cabal



Dice el rumor que los hombres se caracterizan por solamente poder hacer una cosa a la vez. Sin duda, nada más lejos de la realidad. Para demostración venga al caso mi experiencia del otro día. Me encontraba en el centro de investigación en Alemania, y mientras analizaba una encuesta norteamericana (PEW) para evaluar los niveles de apoyo a la tortura y su relación con los nuevos partidos totalitarios, tenía la antena puesta a la conversación de dos colegas alemanes que, en la mesa junto a la mía, debatían sobre AfD. Evidentemente en alemán. Siendo familiar el tema y su vocabulario, superaba gran parte de las inhospitalidades del idioma y de la atención dividida, captando retazos que permitían seguir los argumentos, mientras evaluaba las razones para el tremendo apoyo que recibe la tortura en Francia en 2015, ya desde antes de los atentados. Bueno, cabe precisar que el apoyo es a la tortura de los demás. De los malos, como le gusta ver el mundo al presidente Rajoy y a Trump, que cada vez que declara revienta la pelota. En ese momento, por el auricular que me conecta a las noticias, comenzaron a comentar el juicio a Rato y Blesa. Cuestión interesante, dado que pertenece a la colección de los misterios de Fátima. Esos que a la virgen de ídem no le dio tiempo a contar, pero que para los creyentes en los secretos de este mundo son el ABC para comprender los ministerios de fatídica Banyez (Ay mi anyorada ny. No, Nueva York no. Quiero decir enye. Bueno, volvemos otro día a ello). En el tema.
Pues resulta que los jueces deciden no tomar medidas con Rato y Blesa por su comportamiento cabal durante el juicio. Bien al no dejarles alegar estar fuera de sus cabales. Pero antes habían perdido el juicio haciendo cábalas con los números ajenos. Ahora son tan cabales Rato y Blesa, que al parecer los son tanto como los votantes de AfD. No es que se trate de más dureza y “acabales”. Ya bastante tenemos con la cara de Aguirre y muchos varios de su partido. Y puestos a preguntar, la clave es la palabra “sospechosos”. Estamos locos y qué, en un mundo desquiciado parecemos cabales (R&B). Dale canya que es de goma, o refugiado o sospechoso. El 59% antes de Trump, o el 43% antes de la sala de fiestas en Francia: venga un poco de tortura preventiva.

 

Hay quien piensa que Trump es anómalo. No. La anomalía es la norma. Por eso el totalitarismo se impone como algo evidente. Mientras estudias AfD, en Catalunya pasan de instituciones democráticas y ole y tiran de nacionalismolojustificatodo. Música de pasodoble y cante “Banderita tu eres estelada, banderita tu eres cuatribarrada…. Solo quiero que me entierren con la bandera estelada”. Nacionalismo de largo para tapar vergüenzas muy cortas. Lástima de Borges, lo bien que vendría ahora una Historia Universal de la Caspa. Con entradas para Gran Bretanya y otros fenómenos. Que ya es tortura esto. Y no menos, la modalidad Rajoy-PP. Estos ya no tienen ni el delirio nacional: se pasan la democracia y el control parlamentario por el rosco. Es un fenómeno interesante, un totalitarismo en minoría basado en cantarle al congreso “paso de ti, paso de mí, un partido desaire. Nada de nadie… (Música de Cecilia). Eso es lo que el Brexit practica en GB. May busca un yomimeconmigo, sobrada de una h para ser mito erótico. Múltiples formas de totalitarismo, y no solo racista o xenófobo. Y qué decir de las bases ideológicas de AfD y la estrategia de Putin, en el contexto de Hungría, Austria y Polonia. Al final, será que R&B asociados sí que están en sus cabales. Para qué retirarle el pasaporte a Urdangarin y que no pueda salir del país, cuando ya vive fuera de él. Menuda bobada pensaría cualquier persona cabal. Total, que vas caminando por un parque del barrio de Tetuán en Madrid y te pica una cascabel. Lógico si estas de juez en Baleares, incomprensible en un parque de Madrid, donde el riesgo máximo es la procesionaria, que no es menor peligro que en Sevilla o en otras autonomías que no les van la jerga andaluza procesionaria. Y por ello sorprende lo bien que le va al PSOE en intención de voto aun no estando. Pedro S. tomó la decisión correcta y si aceptamos a Saussure, Susana le aportó por contrates de un significado nuevo en el que no casa Patxi. En este acabose, Hernando que fue cocinero a la par de fraile, reconoce que en el gobierno se está por un plato de lentejas. Ya desde el caso Naseiro-Zaplana pensábamos que en política se está para enriquecerse. Es decir, en gastronómico, por la pasta. Mejor aún si es pasta gansa. Varios ejemplos ahílos en todos los partidos, a nada que se puede. Pero esta versión tan discreta. Unas humildes lentejas. Y claro que las tomas, o de lo contrario el gobierno dejas. Pero ya han hecho de acuerdo tripas y de tripas sin razón, y vuelven a los hábitos de antes. Dice la definición que cabal es la persona que se comporta con honradez y rectitud. No veo el retrato de R&B ni los comedores de lentejas a tiempo parcial. Ya creíamos que en el PP levantarían pirámides, con la dieta de lentejas. Pero prefieren el chorizo, y las lentejas al puchero, de los que comienzan a hacer en Ciudadanos con tanta rabieta.
En fin, quod erat demonstrandum, se puede perfectamente atender a una conversación, escuchar las noticias y analizar una encuesta. Hoy me siento cabal.